Nos situamos en un cementerio mediante un travelling desde el que vemos las hileras de lápidas. Una voz en off dice: “En este destino lleno de caminos para perderse…”
Aparece en escena el reportero. Tras él vemos un coche fúnebre con un chofer.
El reportero dice a cámara: “¿Te gustaría tener un chofer que te lleve en un coche de lujo y que a su paso todo el mundo se pregunte quién irá dentro?”
Cambiamos a un plano medio en el que éste pasa junto al coche, diciendo:
“Te presentamos un tres plazas totalmente adaptado para que quepa un ataúd.” Mientras, el chófer abre la puerta del maletero para mostrar los beneficios del mismo.
Por corte vemos planos de un ataúd dentro del coche, o el propio coche recorriendo el cementerio. Mientras el reportero explica: “1 de cada 3 fallecidos por accidente de tráfico se debe a una distracción al volante, ya sabes, mirar el móvil mientras conduces, discutir con los niños…”
El reportero dice a cámara: “Seguro que el conductor de este coche lo piensa dos veces cada día”, haciendo un gesto con la mano para referirse al chófer, situado detrás, a lo que él responde con un gesto afirmativo con la cabeza.
Vemos al reportero montado en el asiento del copiloto del coche fúnebre, y hablando a cámara al mismo tiempo: ”Si quieres dar una vuelta, el coche oficial del cementerio siempre está disponible”. El video cierra con una sobreimpresión en la que leemos: “¿Vas a venir?”.