Comenzamos con un plano detalle de unas manos haciendo un arreglo floral de un bonito ramo de flores amarillas. Mientras, la voz en off dice: “En este viaje te rodearás de color gracias a las flores”. Sobre esta imagen, una sobreimpresión en la que leemos: “LA FLORISTERÍA”.
El reportero está frente a la florista y tras ellos, el puesto de flores del cementerio. Luis, el reportero, le pregunta: “¿Qué tipo de flores se suele llevar la gente?”, a lo que ella responde: “Pues mira, en estas ocasiones como el difunto no ha dejado dicho nada, porque claro, nadie piensa que puede morirse en la carretera, pues entonces cogen claveles, margaritas, alguna rosa…” Mientras, vemos una sucesión de planos detalle de la florista haciendo los ramos, y planos cortos de las flores mencionadas sobre lápidas y tumbas.
El reportero sigue incidiendo sobre el tema: “Claro, uno cuando organiza sus vacaciones, piensa donde va a ir, pero no en las flores que quiere para su entierro ¿no?” Se corta la imagen con un plano de flores marchitas.
A continuación, vemos a la florista trabajar en su tienda, atender a distintos clientes, diciendo: “Ni nadie tiene previsto que vas a fallecer en tus vacaciones y menos en un accidente de tráfico, claro. Viene mucho matrimonio mayor que vienen a traer flores a algún hijo suyo (Unos clientes contestan a la florista con un: “vale, pues muchas gracias”) y también viene mucha gente joven, eh, porque la gente joven viene a visitar a sus amigos, algún amigo fallecido también en accidente de tráfico, ¿sabes…? pero bueno, es que viene de todo”. Al hablar de gente joven, vemos cómo unos chicos de unos 30 años dejan unas flores en un nicho.
El reportero afirma frente a la florista: “Esto es lo que se llama un destino Kids Friendly, aquí pueden venir niños, mascotas… todo el mundo”.
La florista afirma convencida de su respuesta: “Sí, sí, aquí puede entrar todo el mundo, es libre acceso. Y los que lo hacen mal entrarán antes que los que lo hacen bien, claro está”. El reportero sentencia: “Por eso hay que tener cuidado en la carretera”. Con lo que la florista concluye: “por eso hay que tener mucho cuidado, sí, sí ”.
Terminamos el video con un plano de unas flores de porcelana sobre una lápida. Sobre esta imagen una sobreimpresión en la que leemos: “¿Vas a venir?”