Comenzamos con una sucesión de planos de hospital, vemos bisturís colocados en bandejas, pulseras… Un reportero aparece dentro de un quirófano explicando:
“Muchos viajeros llegan directamente hasta aquí, la estancia VIP de este lugar”.
El reportero se dirige a una cirujana pidiéndole que le explique ese lugar en el que se encuentran. La cirujana, con un gorro y un babi azul, explica sonriente “Pues esto es un quirófano”. Leemos una sobreimpresión en la que pone “EL QUIRÓFANO” sobre un plano medio de la cirujana y el reportero.
A continuación, continúa explicando cada uno de los elementos: “Esto es la máquina, el respirador que te trae aire de la sierra, tenemos un montón de fármacos para controlar el dolor, la relajación muscular”.
Haciendo referencia a un paciente que está sedado, Luis el reportero dice: “Entrará en un sueño profundo”, a lo que la cirujana responde: “Un sueño profundo, una relajación profunda”. A continuación, un plano subjetivo en el que vemos un tubo de anestesia acercarse, entonces el reportero dice: “Y ojalá despertar”.
El reportero, aún frente a la cirujana, continúa haciéndole preguntas: “El viajero que viene directamente aquí es el más grave”. La cirujana contesta: “El más grave y el que se batirá muchas horas aquí y meses en el hospital”. El reportero hace un apunte sobre lo que acaba de escuchar: “Bueno, una estancia larga, Premium”, lo que la cirujana concluye con contundencia: “O poder fallecer”.
El reportero continúa en una sala de hospital mientras comenta: “Si te gusta el riesgo este es tu lugar, pero atención, porque según las opiniones de otros visitantes lo mejor es que te despidas de tus familiares antes, solo por si acaso”. El reportero desaparece del plano, sobre esta imagen vemos una sobreimpresión en la que leemos: “¿Vas a venir?”